Fotografía

El Paraiso


 


 

De todas las latitudes del país han llegado desplazados a las ciudades, desorientados, perdidos, se enfrentan con su pasado campesino a una realidad que no conocen; con los años se adaptan a las dinámicas precarias que ofrece su entorno. En sus barrios, ubicados en las "periferias" parece ser el único lugar donde pueden construir sus vidas, en sus relatos nos hablaron de tener sus necesidades básicas satisfechas, un sueño que para todos los seres humanos debería ser realidad.

Familias grandes y pequeñas vieron un día el amanecer en otro lugar; de la noche a la mañana empezaron a ser desplazados, no tuvieron otra elección. Ahora que son nuestros vecinos, que viven aquí con nosotros tenemos el reto de pensar juntos: cómo vivir en armonía y respetando la diferencia.

El paraíso es un lugar que solo está en su memoria y en sus sueños, quizás ese lugar tranquilo que dejaron y al que aparentemente no podrán regresar, ¿dónde quedara?


2008.