Baquero

Luigi por Mauricio Vidal


Articulo escrito para la revista del Cine Colombiano EXPONIENDO #32. en el 2013.

 

En el año 2000, durante el Festival del Burro en San Antero (Córdoba), el fotógrafo Luigi Baquero conoció a Juan Alfredo Uribe, quien ya tenia el sueño de flimar Lo Azul del Cielo.

Luego de mover el guión por diferentes fondos, finalmente con un presupuesto reducido se pudo echar a andar el proyecto, que cuenta la historia de Camilo (Aldemar Correa), un joven recién salido de prestar servicio militar, que sin un futuro claro, se ve involucrado en el secuestro de Don Vicente (Carlos Arango) quien durante el cuativerio permanentemente hablaba de su hija Sol (María Gaviria), que termina convirtiéndose en el amor platónico de Camilo, que a la postre se queda con el dinero del rescate. El secuestrador busca conquistar a Sol, pero la verdad saldrá a flote y todo se derrumbara para él.

Baquero, Bogotano de nacimiento pero paisa de corazón, viene de una familia amante al cine, su abuelo le regaló una cámara Bolex de 16mm a los 5 años, y desde los 21 ha participado en numerosos proyectos documentales como Camarógrafo, Editor y porteriormente como Director. También a dirigido y fotografiado numerosos comerciales, pero es su trabajo artístico como Fotógrafo lo que le ha permitido exponer en diversos países y publicar el libro para Ipad: Espacios Con-sentidos.

Entre sus proyectos mas importantes se destacan los documentales Multitud Invisible y Tenemos Nuevos Vecinos, sobre el desplazamiento forzado en Colombia. En 1997 realizó Secuestro Express, con el periodista Luis Alirio Calle. ¨El secuestro me preocupa, es una realidad muy dura de este país; es una de los resultados del conflicto armado y creo que son asuntos que se deben visibilizar¨ afirmo el DF.

La idea inicial era filmar el proyecto en cine, pero con el advenimiento de las tecnologías digitales, baquero viajo en el 2008 a Los Ángeles, y empezo a investigar sobre los archivos RAW y la Red One, que sería finalmente la cámara escogida para el proyecto. ¨Lo Azul del Cielo fue el comienzo de mi amistad con Juan Alfredo, ese sueño mutuo nos unió, era un pretexto para ir a Cine, hablar de luz, de actuaciones y de tomar fotos de un mismo tema, como ejercicio¨recordo Luigi, quien analizo numerosas películas con el director, tomando como referente principal la película de Scorssese Taxi Driver.

Empezo luego a trabajar con Ángela Tobon (Directora de Arte) en el desarrollo de la propuesta estética. Baquero reconoce el homenaje que le quisieron hacer a Caravaggio, y la valiosa asesoría de los pintores Javier Álvarez, quien trabaja oleos en la noche iluminando con velas, y Fredy Serna, que ha estudiado el uso del color en Medellín.

Dos meses antes del rodaje las cabezas de equipo visitaron locaciones durante 3 semanas, buscando mostrar una Medellín poco conocida por el Cine, con espacios como el Jardín Botánico, el Edificio de la Universidad de Antioquia, el Acuario del Parque Explora, el Planetario, el Metro, el Metrocable, y las nuevas vías. ¨Fue delicioso mostrar a la Medellín que me enamora¨ reconoció el Cinefotógrafo, quien ha desarrollado la mayor parte de su trabajo profesional en la Capital Antioqueña, por lo cual armo todo su equipo con gente de Medellín (salvo el foquista caleño Olmedo Cardozo).

 ¨La primera parte de la narración es más agresiva, con cámara en mano, un poco fisgona, la luz más dura, sin maquillar, contrastada, fría, para generar ambientes pesados, donde la vida no es fácil. En la segunda parte la cámara es pausada, con movimientos tranquilos, la luz es suave, envolvente, cosmética, para dar la idea que se vive en espacios tranquilos, cómodos, con ventanales generosos, donde se puede disfrutar la calidad de vida¨ recordó Baquero, quien respecto a su trabajo fotográfico con los actores agrego: Ël caso de Noëlle Schönwald, la queria mostrar con sensualidad, aprovechando sus piernas largas, la cámara está un poco abajo del nivel de sus ojos para darle poder en el espacio, para que fuera la reina de su mundo. Con María Gaviria usé una luz muy suave, con rebotes grandes para resaltar sus ojos. Con Aldemar quería resaltar su demencia; solo usamos la luz suave con él cuando estaba cercano a María Gaviria¨.

Para el rodaje de 8 semanas (5 de noche y 3 de día), Baquero utilizó la Red One en 4k con una relación de aspecto de 1:1:85, usando ASA 320 para el día y 640 para la noche, con lentes Zeiss ZF con Montura para Nikon, ¨Paul Duclos (Experto Óptico y fundador de Duclos Lenses en los Ángeles) nos envió test de varios juegos de lentes con montura BNC, PL y ZF. Al final nos decidimos por los ZF por su buena calidad y precio, son muy utilizados en producciones independientes, aunque difíciles de trabajar pues el rotor del foco es inverso al de las otras ópticas¨, señalo Luigi, y agregó: ¨Pese a que teniamos unset completo de lentes (incluyendo un 300mm), la Red One presentó varios bloqueos por la humedad, especialmente en una fría locación con mucho polvo en el municipio de Guarne¨.

Un equipo de luces en su mayoría de tungsteno, dos 2.5 HMI, dos 1.2 HMI y un set de Rollolight de 8 tubos fueron la base de la iluminación. ¨En los HMI quemamos muchos filtros chocolate y de corrección al verde. Suplantamos la luz de los postes por fresnel de 2k sin lentilla y sedas Spam. Trajimos una luz que utilizan en Canadá para trabajos nocturnos en la vías llamada Gem, es un cuarzo de tungsteno de unos 30 cms. Con un globo de tela de lienzo curado (=)(¡quemamos dos lienzos!), vale cerca de 3000 dólares, es desarmable y siempre lo usamos con Dimmer¨.

La producción tuvo que mover la escena de Corcierto de Piano del Teatro Pablo Tobón Uribe, a una sala de ensayos de la Universidad de Antioquia, por lo cual Baquero tuvo que oscurecer los fondos para no develar la realidad, ¨Empezamos a rodar a las 2 de la mañana y debíamos terminar a las 6. Cubrimos con telas negras las paredes, pegamos las luces con alambre pues no teníamos tiempo de armar una parrilla. Lo resolvimos con un fresnel Arri de 650w con chimera de base para el público, dos fresnel de 1000w cada uno para Eduardo el pianista, y cuatro fresnel de 300w cada uno de pelo para el público, muy puntual en su dirección y así desaparecer el fondo¨ recordó el DF.

 

***

El montaje se hizo sobre plataforma Premiere donde los archivos pesados de 4k tuvieron dificultades para moverse (al punto que Baquero tuvo que ponerse en contacto con Mike Kanfer (Editor Manager de Adobe). Pa Colorización se hizo sin inconvenientes en Da Vince Resolve, dado que el cinematógrafo había mantenido niveles del 85% en el monitor de onda.

Al consultarle sobre el balance de su experiencia en este proyecto, el DF respondió: ¨Aprendí a trabajar en equipo, a respetar y entender cada personalidad. Ahora tengo el deseo de hacer más películas y estar siempre preparado desde lo técnico y lo humano para nuevos retos¨.